"Alcohol may be man's worst enemy, but the Bible says love your enemy" Frank Sinatra.

lunes, 20 de marzo de 2017

Volver a arder.

Hoy vine aquí por otros motivos.

El viento azotaba desde el este y me propuse combatirlo. Lo hice durante tanto tiempo que lo convertí en mi enemigo. Y lloré amargamente cuando, tras meses avanzando unos centímetros, retrocedí kilómetros.

Hoy vine aquí por otros motivos.

Cuando pensaba que los jueces, mis jueces, seguían apuntándome con el dedo inquisitivamente... sin percatarme de lo artificial de las ideas, del exceso de metáforas, de la saturación de espacios que no existían.

Hoy vine aquí por otros motivos.

Unos fantasmas etéreos, eternos, en terrenos de nadie donde puse la bandera con mis restos a los que maltraté incesantemente. A ellos acudía cada noche para recordarme que todo seguía ahí y que no se iba a ir, no iba a llevárselo la corriente. Por desgracia.

Hoy vine aquí por otros motivos.

Porque no sé.
Porque qué es.
Una ilusión.
Una chispa.
Volver a arder.
Y perderse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada